Fotografio para recordar | 20 Aniversario PDF

issues_07_01

 

Galería

IPTR_meyer_en

 


 

Revista

issues_07_02

Se podía escuchar una hoja caer
Epílogo, 20 años después
por Bob Stein

Cuando Pedro Meyer presentó Fotografío para Recordar por primera vez en la Conferencia de Seybold Digital World en Beverly Hills en 1991, nuestra relación con las computadoras era muy diferente a la de ahora. Muchos de nosotros nos encontrábamos con las computadoras en el trabajo y en la sala de videojuegos; pero nadie paseaba con teléfonos inteligentes (smartphones), tabletas o netbooks mediando cada detalle de nuestra relación con el entorno. Las computadoras no distribuían películas, fotografías, o, inclusive, música, no eran agencias de matrimonios ni el mecanismo para estar en contacto con los nietos o enamorados que viven muy lejos.

issues_07_06

Algunos pensamientos de fondo
por Pedro Mey
er

Una década después de la primera presentación de Fotografío para recordar, diseñado originalmente para ser visto en la pantalla de una computadora y por medio de un CD-ROM, [a propósito, este fue el primer CD-ROM con sonido e imágenes continuos producido en cualquier parte del mundo], con la tecnología actual podemos ahora llevarles a través de Internet lo que estaba inicialmente disponible sólo en CD-ROM.

Examinaré aquí, desde el punto de vista del fotógrafo, algunas de las experiencias y de los pensamientos asociados con la elaboración de esta obra; y también discutiré algunos de los problemas inherentes al medio mismo, el CD-ROM, y cómo evolucionó.Me referiré a algunos de los temas que me fueron señalados por algunas de las personas que vieron FPR (Fotografío para recordar) a través de los años. Por ejemplo, muchas veces me han preguntado cómo pude fotografiar a mis padres del modo en que lo hice. Algunos han planteado el tema de la privacidad, de la intimidad, cuestionando hasta mi decisión de estar presente con una cámara en todas aquellas ocasiones.Todos aquellos que me lo preguntaban, probablemente nunca supieron que siempre había estado fotografiando a mi familia, de modo que la cámara se volvió entre nosotros un instrumento omnipresente, casi transparente a nuestros ojos. Había además, un alto grado de confianza y algo que sólo con el tiempo llegaría a apreciar plenamente, es decir, mis padres nunca intentaron controlar las imágenes. En muchos aspectos, era un testimonio a su franqueza, ya que nunca buscaban ocultar o esconder nada. Aun cuando mi madre hubiera deseado hacerlo, era muy abierta en cuanto al tema de “quererse ver bien para la foto”.

issues_07_03

El arte del relato: Fotografío para Recordar
por Jonathan Green

A fines de 1990 cuando Pedro y yo comenzamos el proyecto que se convertiría en Verdades Ficciones, Pedro regresó de Los Ángeles a México con la sensación de que, en sus propias palabras, “No terminaría de enfrentar apropiadamente la pérdida de mis padres hasta haber terminado de imprimir las fotos que había tomado”, durante los últimos años de sus vidas. Cuando regresó a Los Ángeles un mes después, mostró su trabajo a Bob Stein de la Voyager Company. Bob ya estaba interesado en producir el CD-ROM de  Verdades y Ficciones, pero cuando Pedro llevó sus fotos le pidió que dejara de lado totalmente el otro proyecto para dedicarse totalmente a la producción de Fotografío para Recordar, que saldría con un pequeño tiraje que distribuiría a manera de homenaje a sus padres. Desde luego, producir un tiraje pequeño en esa época estaba acorde con el hecho de que en todo el mundo no habría sino unos pocos miles de lectores de CD-ROM y de cualquier manra, casi todos se utilizaban para textos.

issues_07_04

Ensayos sobre Fotografío para recordar
Varios

Pedro Meyer tiene 61 años, nació en España, se ha criado en México y desde hace algunos años reparte su tiempo entre la capital mexicana y la ciudad norteamericana de Los Angeles, en la que en 1990 abrió un estudio. Su larga y sólida trayectoria como fotógrafo incluye más de un centenar de exposiciones, la presencia de sus obras en una veintena de museos de todo el mundo y, en los últimos años, una total entrega a la causa de la fotografía digital, tan temida por la fotografía oficial y que él contempla como la definitiva liberación del arte fotográfico de cualquier compromiso realista. "El tiempo de la fotografía testimonial ha terminado -explica-. Se desmorona una convención que no había sido analizada con rigor y que ocultaba que todas las fotografías son interpretativas. La fotografía digital es el fin del mito de la verdad fotográfica".

 


 

Podcast

issues_07_05

Ver Podcast: Fotografío para recordar
por Pedro Meyer


-Descargar versión para iPad (106.9 MB)

-Descargar versión para iPod / iPhone (47 MB)


1. Sobre el botón "DESCARGAR" presiona el botón derecho del mouse (cmd+clic) y sin soltarlo aparecerá un menú con diversas opciones.

2. Selecciona la opción "Download Link to Disk/Desktop" o "Bajar a Disco Duro/Escritorio", y podrás seleccionar la locación donde deseas guardar el podcast.


Si estás leyendo esta publicación en un dispositivo móvil, simplemente has clic en el enlace y el video comenzará a reproducirse en la ventana del navegador.

 

Comentarios (2)
  • Daniel  - Excelente reflexión
    Una excelente y autentica enseñanza de vida, que nos muestra que no importa lo dificil que se le ponga la vida a uno, pero siempre es bueno dar gracias por lo que se tiene. Esta es una de esas lecciones que nos hacen detenernos un poco y reflexionar sobre las cosas de la vida que realmente valen y que a final de cuentas, es lo único que nos llevamos.
  • Mavi Perez  - Agradecida
    Agradecida de ver tanto de su trabajo, también dedicada al quehacer fotográfico, entiendo todo el proceso de lo análogo a lo digital, del acceso a las herramientas que tanto nos costaron trabajo entender y aprender a manejar, y ahora tan accesibles en todos lados, en todo lugar, también retrato mi vida cotidiana para generar recuerdos de lo que pasa en nuestro entorno, dejar huella, pues nosotros los que no teníamos acceso a la fotografía cuando péquenos, solo guardamos recuerdos en nuestra memoria, de lo que no fue retratado, pero estas nuevas generaciones tiene un invaluable acerbo fotográfico diariamente y la perspectiva de quien la captura con conocimientos y sin ellos nos muestran un panorama tan variable y rebuscado que terminaremos por llegar de nuevo a lo simple solo retratar nuestro entorno tal como es sin adornos, ni artificios y guardar nuestros recuerdos a un no sabemos por cuanto tiempo pero ahí estarán viajando en el ciber espacio y sabrá donde mas.
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
  GoogleNewsCheap Cialis Online
Enviar a
|
Más