Galerías

Resultados 151 - 175 de 1334

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

151. Calibre 45
Autor:Vidales, Nazareno
Intro Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Item 8 Title Item 8 Description Item 9 Title Item 9 Description Item 10 Title Item 10 Description Item 11 Title Item 11 Description Item 12 Title Item 12 Description Episode 01 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Episode 02 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 03 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 04 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 05 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 5 Title Item 5 Description Episode 06 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 07 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 08 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Episode 09 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 10 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 11 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 12 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 13 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 14 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Episode 15 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 16 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Episode 17 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Episode 18 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Episode 19 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 20 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Episode 21 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Episode 22 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Episode 23 Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Item 8 Title Item 8 Description Item 9 Title Item 9 Description Episode 24 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 25 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 26 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 27 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 28 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 29 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 30 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Episode 31 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Episode 32 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Episode 33 Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Pignus Item 1 Title Item 1 Description Item 2 Title Item 2 Description Item 3 Title Item 3 Description Item 4 Title Item 4 Description Item 5 Title Item 5 Description Item 6 Title Item 6 Description Item 7 Title Item 7 Description Item 8 Title Item 8 Description Item 9 Title Item 9 Description Item 10 Title Item 10 Description Item 11 Title Item 11 Description Item 12 Title Item 12 Description Item 13 Title Item 13 Description Item 14 Title Item 14 Description Item 15 Title Item 15 Description Item 16 Title Item 16 Description Item 17 Title Item 17 Description Item 18 Title Item 18 Description Item 19 Title Item 19 Description Item 20 Title Item 20 Description Item 21 Title Item 21 Description Item 22 Title Item 22 Description Item 23 Title Item 23 Description Item 24 Title Item 24 Description Item 25 Title Item 25 Description Item 26 Title Item 26 Description Item 27 Title Item 27 Description Item 28 Title Item 28 Description "Caliber 45" by Nazareno VidalesCopyright © 2010 by Zonezero Web design: Ehekatl Hern·ndez . Picture Editor: Nadia Baram. Webmaster: Alejandro Malo
Viernes, 09 Julio 2010
152. El cuarto
Autor:Fund, Max
Viernes, 09 Julio 2010 | Leer más
Autor:Welpott, Jack
Jueves, 08 Julio 2010 | Leer más
Autor:Mariko Yasu and Maki Shiraki
Junio 2 (Bloomberg) -- La estrella porno, Mika Kayama está a punto de impulsar en Japón el desarrollo de los videos y contenidos que Sony y Panasonic necesitan para atraer a sus clientes hacia sus nuevos televisores 3-D. Kayama y Yuma Asami, las actrices más importantes de compañía productora de películas para adultos S1 No.1Style, estelarizarán los primeros DVD’s para televisiones 3-D. El analista de contenidos Yuji Fujimori dice que podrían detonar el éxito de los nuevos televisores. Las ventas de videos para adultos en Japón representaron 108.6 mil millones de yens (mil doscientos millones de dólares) en el 2009, de acuerdo con Takashi Kadokura, un economista que maneja el Instituto de Investigación BRICs en Yokohama. Esto representa el 30 por ciento del mercado de video en la nación, según Kadokura.

“Los videos para adultos serán probablemente un incentivo para que los consumidores compren una televisión 3-D”, dijo Fujimori en Barclays Capital en Tokio. “Vale la pena estar atentos e la estrategia porque es la falta de contenidos lo que ha dificultado la expansión”. Manteniendo mucha reserva hasta el momento, S1 No.1 ofrecerá “3D X Mika Kayama” el 7 de junio y “3D Yuma Asami”, -como los primeros títulos en Japón de películas pornográficas en el nuevo formato-, el 19 de junio coincidiendo con el lanzamiento de los modelos 3-D Bravia de Sony, con más títulos que saldrán este año, de acuerdo con el productor que utiliza el nombre profesional de Sakon.
   Motivación de Venta
 “Quiero probarlo”, dijo Satoshi Miyazaki, de 33 años, quien paga 2,000 yens al mes para ver canales con programación para adultos en cable. “Necesito algo dramático para justificar el reemplazo de mi televisión. Esta podría ser la motivación”. Sony, el tercer fabricante más grande de televisores, planea ofrecer las televisiones 3-D Bravia en Japón a partir del 10 de junio y tiempo después, durante el verano, en Estados Unidos y Europa, de acuerdo con Yuki Shima, una portavoz en Tokio. Panasonic se convirtió en el primer fabricante importante en vender televisores de alta definición 3-D en Estados Unidos en marzo y en Japón en Abril. Sharp Corp. y Mitsubishi Electric Corp. han dicho que planean vender productos similares.

Shima de Sony y Akira Kadota, portavoz de Panasonic, declinaron comentar acerca de si las películas para adultos en 3-D aumentarían las ventas de las nuevas televisiones. Los envíos de los televisores en 3-D al resto del mundo se espera que sean 4.2 millones de unidades este año y 12.9 millones para el 2011, de acuerdo con el Centro de Investigación iSuppli Corp, con base en California. Se compara con su proyección de 170 millones este año para todo tipo de televisiones con pantalla de cristal líquido, que el instituto de investigación anunció el 25 de mayo. Lanzamiento de Avatar Las películas en 3-D, que aparecieron por primera vez en los años 20’s, tuvieron un resurgimiento en popularidad con el lanzamiento que hizo News Corp. de “Avatar”, la película más rentable a nivel mundial. Suwon, de Samsung Electronics Co. con base en Korea del Sur y el fabricante número uno de televisores a nivel mundial, dijo el mes pasado que trabajará con el director James Cameron para desarrollar contenidos para comercializar sus televisiones en 3-D, que salieron a la venta en marzo en Estados Unidos.

S1 No.1Style, quien pone a la venta unos 25 DVD’s al mes, está ofreciendo títulos en 3-D al mismo precio de 2,980 yens que los de 2-D, dijo Sakon. Soft on Demand Co., una compañía de películas para adultos con base en Tokio, planea vender dos títulos en 3-D el 25 de junio y más en el transcurso del año, de acuerdo con Tsuyoshi Fujimoto, un portavoz. La estación de televisión local, Sky Perfect JSAT Corp. se unirá a BS Broadcasting Corp. y Jupiter Telecommunications Co. Al empezar a transmitir programas en 3-D el 19 de junio, de acuerdo a las compañías. Juegos en 3-D para PlayStation 3 estarán disponibles cuando Sony comience a vender los Bravias en 3-D, dijo Shima.

 Copa del Mundo   Sony no está al tanto de ningún anuncio de títulos en 3-D que estarán disponibles el 10 de junio coincidiendo con el lanzamiento de sus nuevas televisiones Bravia, dijo Shima. El ala fílmica de la compañía ofrecerá “Lluvia de Hamburguesas” (“Cloudy With a Chance of Meatballs”) en Blu-ray y 3-D en el verano, y los juegos de la Copa del Mundo 2010 al final del año, dijo ella. 

Las televisiones en 3-D podrían detener la caída en las ventas de las películas para adultos en Japón, las cuales han disminuido en un 15 por ciento desde su apogeo en el 2006 debido a una prolongada recesión y la competencia que existe en la pornografía en línea gratuita, dijo Kadokura del Instituto de Investigación BRICs “La tecnología de 3-D es justo lo que la industria del porno necesitaba”, añadió. 

A1No.1Style invirstió tres meses en hacer su primera película en 3-D; el triple del tiempo que una producción normal, dijo Sakon de 29 años.   Estrategias de Actores “Fue una experiencia fílmica diferente utilizando una nueva cámara”, dijo. “Los actores deben moverse más lentamente, el mobiliario debió ser recolocado y la iluminación reacomodada para que funcionara. Pero valió la pena. Tendremos ganancias con esto”. Sony con base en Tokio, quien pronostica que las ventas alcanzarán 1 trillón de yens –independientemente del contenido- de la fecha a marzo del 2013, planea vender computadoras personales Vaio que pueden mostrar imágenes en 3-D al final del año, dijo la compañía en enero pasado. Toshiya Shimizu, un residente de Tokio de 28 años, dijo que quizá esperará la computadora 3-D más barata. “Primero quiero rentar el DVD para ver qué tan buena es la imagen”, dijo. “Me gustaría ver a Yuma Asami en 3-D”.   * Via  
Viernes, 02 Julio 2010
Autor:MODERN MC
    Me he aficionado a “La flecha del tiempo”, ritual y obra fotográfica de Diego Goldberg. Cada que inicia el mes de junio, pienso en su familia y de pronto algo me lleva a visitar el sitio “La flecha del tiempo”, sólo para ver cómo siguen. Las imágenes cuentan más de 30 años de historia familiar. Puedes ver a cada uno cambiar y crecer, e incluso casarse y tener hijos.     A pesar del cariño que le tengo al trabajo de Diego, siempre me provoca ansiedad cuando llega el momento de asomarme. Temo llegar un día y que no esté alguno de los miembros de la familia. Es interesante cómo uno puede preocuparse por gente que no conoce. De cualquier manera, admiro la perseverancia que ha demostrado el señor Goldberg, al seguir año con año este proyecto.     Estos muñecos fueron hechos por Maru Colleen Eld de Silver Acorn  
Jueves, 24 Junio 2010
Autor:Nelson, Brittany
Miércoles, 23 Junio 2010 | Leer más
Autor:The British Journal of Photography
  La industria porno es un gran negocio. Tiene ingresos más altos que Microsoft, Google, Amazon, eBay, Yahoo, Apple y Netflix combinados y reunió $97.06 mil millones de dólares a nivel mundial en el 2006, según Top Ten Reviews, una compañía de investigación de mercados. Hay 4.2 millones de sitos web pornográficos, el 12% del número total de sitios en línea.   ¿A menos que sea un admirador, cuál es su importancia? Mucha, para cualquier fotógrafo que trabaja. La industria porno ha sido líder en la nueva tecnología de medios, y el cambio se experimenta desde lo impreso a lo que está en línea, llegando ahora a todos lados. Esto es preocupante para los fotógrafos, el video también ha tomado de manera extensa la industria porno –en 1988, las compañías de los Estados Unidos (que tienen por mucho la mayor participación del mercado) sacaron 1300 títulos de videos “hardcore”; en 2005 sacaron 13,588. Es también preocupante para los profesionales, el número creciente de amateurs –como DIAN Hanson, la reina del prono lo expresa esta semana (Interview, p. 28-31), el metraje amateur es universalmente popular pero no se puede usar comercialmente. De hecho solamente mina a los profesionales. “Ahora, como en la industria musical, se espera que los fotógrafos hagan trabajo interesante de forma gratuita”, agrega. “Lo que por supuesto no sucede realmente.”   Esto genera una lectura sombría, y el futuro no se ve mucho mejor. Con juegos de football en 3D y películas nominadas al Óscar que ya se presentan, puede estar seguro que el porno en 3D y todo lo demás en 3D vendrá pronto. Pero, si está dispuesto a ser flexible, puede haber alguna oportunidad. Algunos publicistas de revistas están combinando impresiones de alta calidad con metraje de 3D y de video para especiales de “realidad aumentada”, y predigo que a muchos otros publicistas, tanto en el mercado porno como no porno, les costará resistirse. Si usted está en multimedia, podría tener una aventura interesante.   Diane Smyth, Sub-editora The British Journal of Photography  
Viernes, 11 Junio 2010
Autor:Alejandro Malo
    La sexualidad se ha transformado, durante los últimos años, en algo parecido a un monitor de computadora: salió de la discreción de cubículos aislados para convertirse en una ventana omnipresente. En el ámbito religioso no han parado los escándalos sexuales, sin limitarse a la muy prominente jerarquía católica, afectan a todas las denominaciones con similar virulencia. En la SEC, entidad del gobierno estadounidense dedicada a supervisar entidades financieras, se ventiló que justo en la misma época que se desataba la crisis, sus empleados dedicaban mucho más esfuerzo y recursos a consumir pornografía que a poner orden en las instituciones que debían supervisar, y por los resultados actuales parecieran seguir ocupados en eso.   En lo que respecta a cada uno de nosotros, ¿quién no ha recibido una oferta de pastillas para mejorar su desempeño, implantes para cualquier rincón de su anatomía, o parejas exóticas listas para el viaje y el encuentro? Sin importar el género o preferencia, el mercado sexual no discrimina, y ofrece todo lo que alguien pudiera desear. Por eso, si lo pensamos detenidamente, también al igual que los monitores la sexualidad ha expandido su gama de colores. Desde un universo con vistas casi monocromáticas pasó a una paleta limitada, evidente en los seis colores de la bandera que representa la diversidad sexual, y a últimas fechas parecieran surgir por todos lados nuevas alternativas. Muy pronto estaremos rodeados de opciones tan variadas como una gama truecolor de 32 bits, con millones de matices donde escoger.   Pongamos un ejemplo: recién empezaron algunas personas a salir del closet de su bisexualidad cuando por un lado hubo quienes, con algo que simulaba mesura, se dijeron heteroflexibles, mientras otros, en plan de gula, se extendieron a pansexuales. Como si no bastara, a estos vinieron a criticarlos los polisexuales, e hicieron notar con actitud gourmet que no es lo mismo comer de todo, que comer muy variado, pero selecto y de manera ordenada. Y sin embargo, o gracias a esto, en muchas ciudades del mundo esto ha propiciado un ambiente de tolerancia cuyo efecto me parece positivo, aunque dista todavía de ser el común denominador.   Positivo, porque en un entorno donde lo material y lo virtual interactúan en nuestra vida diaria, es necesario entendernos sin prejuicios y reconocer que nuestras aspiraciones determinan tanto o más que nuestra biología quienes somos. Positivo, también, en la medida que nos hace posible aceptar nuestros apetitos e historias, y respetar los de los demás. Y positivo, finalmente, porque nos invita a asomarnos y reflexionar, de manera más inmediata que un reporte Kinsey, sobre aspectos y formas de la sexualidad que poco a poco se vuelven evidentes, gracias a la creciente capacidad para agrupar y documentar que permiten las nuevas tecnologías.   Démosle rienda suelta a nuestras inclinaciones vouyerísticas y sigamos, como adultos que somos, más allá de la advertencia de contenido para adultos, por la ruta del “lo comprendo y deseo continuar”. Acompáñenos a mirar y debatir sobre una muestra fotográfica de estas sexualidades emergentes. Siempre resultará reducida, pero esperamos que sirva de ventana hacia un universo cada vez más amplio, y de invitación a opinar sobre un tema que a todos nos resulta cercano e inagotable.   Alejandro Malo Junio 2010
Jueves, 10 Junio 2010
Autor:Pedro Meyer
    Ultimamente todo parece indicar que el mundo no se ve tan bien. Bueno, esta es la conclusión a la que he llegado después de mirar todas las noticias que recibo 24 horas al día, 7 días a la semana, desde todas partes. La televisión, los periodicos, revistas, sitios en red, bloggers, twitter, etcétera. Es decir llegan de todas partes del mundo.   Apenas están subiendo los mercados accionarios, alguien aparece con malas noticias desde Grecia, o España, y todo contribuye a desinflar por completo el aparato financiero. Esta semana tuvimos el derrame de petróleo más grande de la historia, y así sigue la lista de desastres. Ambas Coreas se amenazaron con iniciar una guerra, sequías intensas en África están por afectar a un millón de personas, entre otras terribles noticias.   En México, cada día que pasa la cifra de personas asesinadas en la guerra contra los cárteles de las drogas sobrepasa el total de pérdidas del ejército de Estados Unidos durante la última década, aún sumando los datos de las guerras de Iraq y Afganistán juntas. Así que mientras en Estados Unidos se permite que reine el consumo libre de drogas, nos dejan en México sufrir las consecuencias. Gente sin trabajo, desplazada de sus hogares, niños que crecen con miedo y reciben por alimento comida basura.   La escalada del crimen, por supuesto afecta nuestro bienestar de cada día. Nuestro auto fue robado hace poco, las paredes de nuestra casa fueron grafiteadas, y muchos otros incidentes sugieren que la trama social se está despedazando bajo el efecto de todo tipo de tensiones.   Uno se siente impotente de verdad cuando se ve confrontado con estos y muchos, muchos otros desórdenes que aparecen cada nuevo día. Pero en vez de agobiarse con esos sentimientos, pensé que lo único que podía hacer era crear una imagen y compartirla con todos ustedes.   Frente a todo este mal tiempo nos conviene presentar una sonrisa optimista que nos acerque a nuestros amigos y gente querida. Esto no supone un estado de negación, sino tener la voluntad para colaborar con una realidad, no con base en su peor común denominador, sino con el deseo de adelantar lo mejor que podemos aportar, con nuestro trabajo, dentro de este mundo enloquecido que habitamos. Cada uno de nosotros puede hacer algo, sin importar que parezca poco, para hacernos sentir más realizados.   Espero disfruten la imagen que he creado y que esta contribuya en alguna medida a hacerlos sentirse más optimistas. Quizá deseen enviarnos imágenes suyas que les hayan servido para lidiar con sus propios malos tiempos, con suerte ellas nos ofrecerán también una actitud vigorizante.     Pedro Meyer Coyoacán, Junio 2010
Domingo, 06 Junio 2010
Autor:Allen, Mariette Pathy
Miércoles, 02 Junio 2010 | Leer más
161. Camila
Autor:Marquez, Veronika
Martes, 01 Junio 2010 | Leer más
Autor:ZoneZero
Existe una aparente contradicción entre el valor documental y artístico de una obra. Por un lado un documento fotográfico aspira a ser el testimonio de un instante —o una serie de instantes en el caso de un ensayo— con una ubicación, personajes y elementos precisos, que conduzcan a una interpretación exacta; y por otro lado se acepta sin mayores cuestionamientos que toda obra de arte, sobre todo en el ámbito fotográfico posterior a las vanguardias del siglo veinte, debe permitir diversas lecturas que eviten su agotamiento como mera ilustración o muestra de dominio técnico. Si, además de lo anterior, destacamos la distinción hecha por incontables concursos, casi como algo obvio, entre fotoperiodismo y fotografía artística, cualquier intento de conciliación entre ambas expresiones parecería destinado al fracaso." Alejandro Malo Leer más... Galerías                                       From our Archive                                       Revista El negocio del sufrimiento. Autor:The British Journal of Photography Shahidul Alam en una entrevista con New Age Autor: Rahnuma Ahmed El proyecto de una vida capturado en película Autor: David Brinn Las imágenes persistentes del 9/11 Autor: Hans Durrer Gobierno confirma retiro de la policía de la exhibición “Crossfire” en Drik Autor: Media Helping Media Amenazas a Shahidul Alam Autor: Rezaur Rahman La exhibición 'Crossfire' fue cerrada a la fuerza Autor: Shahidul Alam  
Martes, 01 Junio 2010
Autor:Valtierra, Pedro
Jueves, 27 Mayo 2010 | Leer más
Autor:The British Journal of Photography
  En 1993 Kevin Carter se encontró enredado en una controversia sobre una imagen que tomó en Sudán. La fotografía mostraba un cuervo mirando a una niña sudanesa hambrienta, aparentemente esperando a que ella muriera y tuviera su oportunidad de atacar. La imagen se publicó en el New York times el 26 de marzo e inmediatamente encendió numerosas protestas de los lectores en todo el mundo, acusando a Carter de sacar provecho del sufrimiento de la niña y preguntándole por qué había fotografiado en vez de ayudar. Carter ganó el premio Pullitzer al año siguiente por su imagen, pero en julio de 1994, se quitó la vida.   Hoy, 17 años después, persisten las preguntas éticas acerca del papel de los fotógrafos-reporteros en medio del sufrimiento humano. El 12 de enero Haití sufrió uno de los peores terremotos en su historia, que mató a más de 150,000 personas. Docenas de periodistas y fotógrafos se apresuraron a la isla para cubrir la devastación. Un sinnúmero de imágenes siguieron e, inicialmente el público se enfocó en el sufrimiento que veía en ellas, y se puede decir que ayudaron a reunir millones de libras en contribuciones. Sin embargo, pronto el debate cambió de rumbo hacia los reporteros. ¿Había demasiados? ¿Estaban ayudando? ¿Su trabajo era explotador?   Las preguntas se hicieron más fuertes después de un video de Anderson Cooper, corresponsal de CNN, quien captó al último de los aviones de civiles que se dirigían a Haití. Apareció en las noticias mostrándolo a él rescatando a un niño ensangrentado de lo que él decía ser una muchedumbre letal. El reportero-fotógrafo haitiano Daniel Morel criticó duramente las acciones de Cooper, acusándolo, a él y a otros reporteros, de “jugar con la gente” en Lens, el blog de fotografía del New York Times. “La cadena CNN está jugando con la gente,” añadió, “Anderson Cooper está jugando con la gente. Están haciendo un espectáculo aquí con las vidas de las personas.”   De regreso en el Reino Unido, los editores de imágenes también recibían acusaciones por participar en la “pornografía del desastre”. Pero, ¿están haciendo eso? No lo creo. Haciendo a un lado a un par de excepciones, la mayoría de ellos simplemente están haciendo su trabajo – mostrando el alcance de la devastación. ¿Por qué se nos deberían de ocultar las imágenes de cadáveres cuando el terremoto ha matado a tantos que ahora los cuerpos cubren las calles? El reto, como lo expresa Jessie de Witt del New York times, es obtener el balance adecuado, pero creo que esto se ha logrado bien.   En las siguientes semanas –posiblemente días incluso– Haití lentamente desaparecerá de los encabezados, así como se desvaneció de la atención la devastación que causó el Huracán Katrina, el tsunami del Sureste de Asia y el reciente terremoto en China. Eso debería de ser causa de indignación, no el reportaje relevante de hechos.     Olivier Laurent, editor de noticias The British Journal of Photography    
Lunes, 24 Mayo 2010
Autor:Ghizzoni, Simona
Jueves, 20 Mayo 2010 | Leer más
Autor:Rahnuma Ahmed
La exhibición de Shahidul Alam, “Crossfire” (un eufemismo para las ejecuciones extrajudiciales realizadas por el Batallón de Acción Rápida), estaba programada para abrir el 22 de marzo, en la Galería Drik, Dhaka. El cierre de las instalaciones de Drik por parte de la policía antes de la apertura impidió que el connotado escritor y activista social hindú, Mahasweta Devi entrara, forzándolo a inaugurar en la calle afuera de Drik. El bloqueo policial fue removido poco después de que los abogados de Drik tomaran acción legal llegando hasta la Corte, y después de que los abogados del gobierno, entre ellos los de la oficina del Ministro de Justicia, contactaran a la Oficina del Comisionado de la Policía Metropolitana de Dhaka y al Ministro del Interior, durante la audiencia del gobierno. La corte comentó que incluso después de que en repetidas ocasiones se habían dado sentencias contra el gobierno, el crossfire (ejecuciones) seguían ocurriendo. La respuesta de la corte y los eventos subsecuentes habilitaron a Drik para que abriera la exhibición al público el 31 de marzo.     Usted trabaja con el género documental, y este trabajo ha sido presentado como simbólico, interpretativo. ¿Esto significa un cambio de género? Encuentro estas categorizaciones problemáticas. Me considero un narrador. Hay ficción y no ficción. Esto es claramente no ficción, aunque hace uso de muchas técnicas que la ficción usaría. El acercamiento alegórico fue deliberadamente escogido ya que sentí, en este caso, que tenía más potencial interpretativo que el enfoque literal. Muy aparte del hecho de que difícilmente podría esperar que el RAB (Batallón de Acción Rápida) permitiera a fotógrafos documentar su matanza (algunas veces tienen equipos de televisión acompañándolos en “misiones” pero nunca les permiten estar durante ejecuciones), sentí que el mostrar cuerpos, sangre y armas no añadiría nada a la comprensión que ya tiene la gente. No es un tema de falta de conocimiento. El 'Crossfire' se conoce y, de hecho, porque es conocido es que la exhibición se ve como tal amenaza. Entonces, aunque reforzar lo sabido con imágenes tendría un valor, difícilmente sería tan provocativo como lo son estas sutiles pero inquietantes imágenes.   Quería que las imágenes perduraran en la mente de las personas, quizá para inquietarlas. Son imágenes desoladas, tranquilas pero sugerentes. No es un intento de inundar al público con información, sino dejarlo meditando acerca del silencio de los muertos.   Las ejecuciones extrajudiciales (Crossfire) continúan a pesar del cambio de régimen, ¿Qué opina usted esto?   Los criminales han sobrevivido por el patrocinio de los poderosos. La eliminación de criminales a través de ejecuciones (crossfire), no afecta al sistema de control, sino simplemente sustituye a los criminales existentes por otros. Es por esto que los crímenes no disminuyen bajo el mando de RAB (Batallón de Acción Rápida). Todo lo que consigue es socavar el sistema legal. A menos que se lleven a cabo intentos serios de remover este patrocinio y, mejor aún, de atrapar a los padrinos, el exterminio de matones y criminales de nivel local (y muchas personas inocentes también son asesinadas), no tendrá efecto en el crimen. La élite dirigente sabe esto. Entonces, ¿para qué usar al RAB? Creo que es para mantener el control. Los criminales muertos no hablan. No revelan secretos. No llevan parte en los despojos. Son desechables, y el RAB en el sistema de eliminación.   Todos los gobiernos han utilizado al RAB y otras autoridades judiciales para eliminar agitadores. Bangla Bhai se convirtió en una riesgo cuando fue aprehendido. No murió ejecutado (crossfire), pero fue rápidamente colgado de cualquier forma, a pesar de que quería hablar con los medios porque tenía “historias que contar”. Los muertos no cuentan historias. Por ello todos los gobiernos prefieren tener al RAB, para limpiar sus líos, en vez de ser confrontados por sus propias sombras.   Un cambio de gobierno no cambia esta estructura.   La inclusión del mapa Google ha vuelto a esta exhibición un proyecto colectivo de escritura de la historia. ¿Por qué esa dimensión añadida?   Los proyectos artísticos son generalmente sobre la glorificación del artista. El público es por lo general un receptor pasivo. Veo éste como un proyecto público. Tengo un papel que representar como narrador, pero mi obra no sólo posee información producto del trabajo colectivo de mis co-investigadores, sino también de grupos de derechos humanos, otros activistas y, más importante aún, de las vidas o muertes de aquellas personas cuyas historias se cuentan. Los sobrevivientes, testigos y otros afectados por estas muertes son actores importantes en esta historia y era esencial encontrar una manera de hacer a este proyecto incluyente. Estaría engañándome si diera por hecho que esta exhibición pondrá fin a las matanzas extrajudiciales. Y creo también que hay todavía muchos casos no reportados.   El mapa Google tiene el doble beneficio de ser interactivo y abierto. Ya nos han informado de una persona que fue ejecutada pero su nombre no estaba incluido en el archivo de la investigación.   El internet también permitirá una participación mucho más amplia que de otra forma no hubiera sido posible.   Además de la promesa electoral de la Liga Awami respecto a detener las matanzas extrajudiciales, también nos prometieron un “Bangladesh digital”. Creo que es apropiado que este Bangladesh digital sea reclamado por la gente.   ¿Cuál es la importancia de la investigación –en el sentido de fechas, nombres, lugares, eventos- para este proyecto, y para la exhibición?   La veracidad sobreentendida de la imagen fotográfica es un origen importante de la fuerza de esta exhibición. Deliberadamente nos hemos apartado del aspecto mecánico de registrar eventos a través de imágenes, y lo hemos sustituido al relacionar la imagen con hechos comprobables. Una investigación rigurosa se ha llevado a cabo no sólo para proveer de contexto a las fotografías, el cual ha sido incluido en el mapa Google, sino que cada imagen, de cierta forma, tiene un referente visual inspirado por un caso de estudio. Al mantener deliberadamente cierta ambigüedad acerca de los “hechos” que rodean la imagen, invitamos al espectador a profundizar en la imagen misma para descubrir la base física de la analogía, y a reflexionar sobre la imagen. Por lo tanto las fotografías se vuelven un portal a través del cual el espectador puede entrar a la historia, en lugar de presentarle la historia en sí misma. Y sin embargo, cada imagen, se relaciona con un ejemplo físico y determinado que se transforma en punto de referencia para una vida que fue brutalmente arrebatada.   Su exposición es política, con “P” mayúscula. ¿Por qué el compromiso político no se ve generalmente en el trabajo de los artistas de Bangladesh?   El arte no puede separarse de la vida, y la vida es claramente política. Parafraseando al reconocido caricaturista palestino Naji al-Ali, el precio del tomate es político. Aunque la vida también tiene matices y distintas capas. Nuestra práctica artística necesita estar críticamente comprometida en todo nivel. Aunque la guerra de liberación es comprensiblemente una fuente de inspiración para muchos artistas, hay muchas otras guerras en la vida contemporánea que parecen escapar del lienzo del artista. La mayoría de los artistas, con algunas excepciones por supuesto, declaran que producen arte solamente para ellos mismos. Pero yo creo que el arte es el medio y no el mensaje, y todos los artistas, sospecho, quieren que su arte tenga un efecto.   Yo sé que es anticuado en algunos círculos el producir arte que sea político. Ser apolítico es también una postura política. Aunque puedo entender las escuelas de pensamiento que se han rebelado contra las trampas tradicionales del arte, no veo sentido en producir arte que no sea significativo. El arte fuerte es capaz de comprometerse con la gente. Es ese compromiso el que yo busco. Mi arte es meramente una herramienta hacia ese compromiso.   Entiendo lo que usted quiere decir. Mucho del trabajo artístico que está siendo producido en Bangladesh proviene de intereses comerciales. Producir trabajo formulista es labor de un técnico y no de un artista. Claro, un artista necesita sobrevivir y todos producimos trabajo que esperamos venda, pero en cuanto se vuelve el único propósito de la producción de arte, uno deja de ser un artista en primer lugar.   Hay un fuerte apego en Bangladesh a una forma anticuada de pictorialismo. Esto aplica tanto al arte representativo como abstracto. Parece que las ideas pasan a segundo plano. A pesar de que soy cauteloso ante la pseudo intelectualización del arte, debo admitir que los aspectos cerebrales del arte me emocionan. La politización es una extensión de ese proceso.   Se han publicado libros sobre crossfire, se ha discutido en mesas redondas. ¿Por qué el gobierno reaccionó como lo hizo? ¿cree usted que esto dice algo sobre el poder de la fotografía?   La asociación de la fotografía con eventos reales hace al fotógrafo un testigo primordial, y por lo tanto la fotografía se transforma en evidencia documental. Esto hace a la fotografía tanto poderosa como peligrosa. En 1909, mucho antes de que el Photoshop entrara en el juego, Lewis Hine dijo “Aunque las fotografías no mientan, los mentirosos pueden fotografiar.”   Hoy en día, mentirosos que dirigen corporaciones y gobiernan naciones poderosas, también tienen a la fotografía a su disposición. Esta muy poderosa herramienta es usada y abusada, y es esencial que entendamos este nuevo lenguaje. Agencias publicitarias con enormes presupuestos usan la fotografía para moldear nuestras mentes acerca de los productos que compramos. Los políticos y sus campañas también son un producto que nosotros, como consumidores, somos alentados a comprar. No veo ninguna restricción en las mentiras con las que somos alimentados todos los días a través de la propaganda publicitaria o política. Es cuando el público tiene acceso a las mismas herramientas, y en particular cuando las usan para exponer injusticias que la fotografía se torna un problema. Estas fotografías “inocentes” en apariencia se cargan de significado tan pronto como aprendemos a leer el significado subyacente, Esto las hace peligrosas.   Quizá esta también sea la razón por la cual la fotografía ha sido sistemáticamente excluida de nuestro sistema educativo. Una herramienta para la emancipación pública nunca será bienvenida por un régimen opresivo. Y tendremos regímenes opresivos durante un largo tiempo por venir.   “Crossfire” fue curada por un curador internacional, y usted mismo ha curado exhibiciones en el extranjero. ¿Piensa que los curadores internacionales tienen más probabilidades de comprometerse con un trabajo como “Crossfire” basándose en consideraciones estéticas sin haber vivido las consideraciones políticas, ya que ella/él tendrá menos conocimiento sobre su historia, significados, metáforas, cómo el gobierno ha fabricado un consentimiento popular, resistencia, etc? Por ejemplo, y usted lo menciona en el folleto: John Pilger, el conocido periodista, escribió cuando Barrister Moudood Ahmed fue arrestado durante el régimen Fakhruddin-Moeenudin, es “un hombre decente y valiente”. Y claro, es muy probable que Pilger no supiera que Barrister Saheb, como ministro de justicia, fue uno de los arquitectos políticos del RAB.   Ah sí, Pilger metió la pata en esa. Creo que las colaboraciones artísticas crean nuevas posibilidades. Nuestra práctica artística es tan frecuente que tenga influencias de las sensibilidades occidentales que nosotros en Drik deliberadamente exploramos las interacciones meridionales. Las discusiones entre Kunda Dixit de Nepal y Marcelo Brodsky de Argentina en Chobi Mela V (nuestro festival de fotografía) apuntaron hacia una sorprendente similitud entre los movimientos políticos en el Perú y en el Sur de Asia. Esto hizo que la inclusión de un curador peruano fuera todavía más interesante, y Jorge Villacorta es un respetado curador y crítico de arte latinoamericano. Otros reconocidos curadores internacionales de Líbano, Tánger e Italia habían visto la exhibición. Yo estaba de algún modo sorprendido de que aunque proponían ideas interesantes acerca de la práctica artística y curatorial y apreciaban sobremanera los elementos estéticos y funcionales del trabajo, ninguno de ellos preguntó nunca sobre el impacto que podría tener sobre el crossfire (ejecuciones) en sí mismo. Aunque sería arrogante sugerir que esta exhibición pudiera ponerle fin.   Como alguien profundamente enamorado de mi país (encuentro problemáticas palabras como patriota y nacionalista), mi interés principal es el bienestar de mi comunidad. Si mi trabajo puede contribuir a mejorar la vida de mi gente, habré sido exitoso, a pesar de cómo perciban los críticos mi arte. Si el trabajo es percibido como arte grandioso, pero fracasa en su máximo objetivo de acercarse a la causa de justicia social, entonces habré fracasado.   Dicho esto, la exhibición fue solo una pequeña parte de un movimiento mayor por la democracia. El activismo que rodea la exposición, la acción legal, la movilización de los medios, y las acciones populares espontáneas fueron parte del proceso. El curador internacional tuvo un papel importante, pero sólo como punto de partida. Desde entonces hemos tenido estudiantes haciendo crítica sobre el proceso curatorial, y han introducido elementos relacionados con su práctica política y preocupaciones sociales. El debate resultante del trabajo es más importante que el trabajo mismo. Pero es el poder del arte, y en particular de la fotografía lo que hace que estas acciones sean vitales.   Hay un sub texto interesante en este ejercicio. Los dinosaurios del arte bangladesí han sido incapaces de reconocer a la fotografía como una forma de arte. Los fotógrafos todavía no son invitados a la Bienal Asiática (aunque fotógrafos extranjeros han incluso ganado el gran premio en el evento). Todavía no hay departamento de fotografía ni en la Academia Shilapakala (la academia de bellas artes y artes escénicas) o en el Instituto Charukala (el instituto de bellas artes). Estas son instituciones del siglo XIX operando en el siglo XXI. Es interesante, sin embargo, que mientras el Instituto Charukala se negó a mostrar mi trabajo en 1989, porque era exhibición fotográfica y no pictórica, fueron los estudiantes del Instituto Charukala quienes organizaron las primeras protestas públicas cuando la policía llegó y bloqueó nuestra galería para evitar la apertura de la exposición “Crossfire”. Es alentador que al menos los estudiantes puedan levantar la cabeza ver más allá de la arena.   Rahnuma Ahmed      
Lunes, 17 Mayo 2010
Autor:Nick Bilton
    Una entrada reciente en el blog de Craig Mod, un auto-nombrado programador de computadoras, diseñador y editor de libros, nos ofrece una perspectiva muy atenta y particular acerca de la mudanza de los libros del papel a aparatos interactivos, tales como el iPad de Apple.   Mod resume su argumento en el subtítulo de su entrada: “La impresión está moribunda. El medio digital surge. Todo el mundo está confundido. Adiós y buen viaje.”   Mod divide el contenido en general en dos categorías: el contenido donde la forma es importante, tal como la poesía o el texto con gráficas y el contenido donde la forma está divorciada de la diagramación, cosa que según él, sucede en la mayoría de las novelas y los escritos de no ficción.   Esta clase de pensamiento tiene un argumento clave: en lugar de discutir sobre píxeles vs. papel, como suelen hacer los amantes de los libros, es más útil enfocarse en si la tecnología puede concordar con el contenido.   Según el análisis de Mod, los libros comunes en edición rústica y muchos otros son desechables. Escribe: “Una vez que botemos este peso, podremos recortar nuestra red de distribución que cada vez resulta más obsoleta. En la medida que la parte física desaparezca, también será innecesario estar tumbando árboles por todo el mundo.”   Para alguien que por mucho tiempo ha conseguido su cheque quincenal de la venta de libros, Mod no ve la transición con alegría alguna. En vez de eso, dice que en realidad no importa en qué soporte escojamos leer porque el contenido siempre será el rey. Menciona, “por mucho tiempo, el acto de imprimir algo ha sido puesto en un pedestal demasiado alto. El verdadero valor de un objeto radica en lo que dice, no en su mera existencia.”   En ocasiones pasadas en las que he escrito acerca del cambiante paisaje del mundo de la impresión, por lo general recibo una gran cantidad de comentarios llenos de enojo, que sostienen que la prensa jamás desaparecerá o que los libros habrán de ser arrancados de las frías manos del lector sin vida.   En anticipación de tales comentarios, el argumento de Mod es sumamente respetuoso del amor que le tiene la gente al acto físico de tomar un libro y tocarlo. En comparación, sentarse derecho frente a la pantalla de una computadora está lejos de ofrecer este “abrazo maternal”. Sin embargo, algunos aparatos tales como el Kindle de Amazon, y los iPhone y iPad de Apple, se aproximan cada vez más a esa experiencia íntima.   Mod también discute acerca de la necesidad de extender los límites de cómo interactuamos con el contenido en dichos aparatos. En iBookstore, la tienda electrónica de Apple, toman las metáforas de los libros de forma demasiado literal en un escenario digital y no innovan lo suficiente, si se toman en cuenta las herramientas de las que se dispone. “La metáfora de pasar las páginas ya se siente aburrida y forzada en el iPhone. Sospecho que se sentirá aún más en el iPad. El flujo del contenido ya no tiene porqué estar limitado a porciones tamaño ‘página’.   A lo largo de cientos de años hemos sido consumidores de información en páginas estáticas y, en la mayoría de los casos, tal contenido se nos ha presentado con un inicio, una parte media y un final. Las plataformas digitales no lineares, provocarán nuevas y variadas formas de pensar en historias y cómo contarlas.     Nick Bilton      
Domingo, 16 Mayo 2010
Autor:Gómez, Fernando
Viernes, 14 Mayo 2010 | Leer más
Autor:Nadia Baram
  Si estás en Nueva York o esté verano piensas viajar para allá, te recomendamos el taller de Joseph Rodriguez, "Getting Close" para mayor información visita: www.gettingclose.net    
Miércoles, 12 Mayo 2010
Autor:ZoneZero
  En este curso, Pedro Meyer abordará el tema de la fotografía, la memoria y sus trampas para reflexionar en torno a la imagen fotográfica como documento, como registro, como anécdota y como vehículo de lo memorable.   Se discutirá el trabajo fotográfico de los participantes con el fin de enriquecer sus proyectos personales.   También se analizarán fotos emblemáticas que ya son parte de la memoria colectiva para entender cuál es su significado simbólico y cómo cambian a través del tiempo.       Objetivos Al final del taller los estudiantes serán capaces de: - Entender y contextualizar su obra en ciertos marcos históricos, personales y procesuales. - Identificar la importancia de la intención del artista en su proceso para vislumbrar y contextualizar con mayor claridad sus proyectos artísticos.   Mecánica de trabajo En la primera sesión, cada participante deberá llevar trabajo anterior (teórico o fotográfico) para discutirlo dentro del contexto de la memoria.   En sesiones colectivas, mediante análisis y presentaciones de los participantes, se discutirán entre otros temas: del valor conceptual y estético de la imagen fotográfica; nuevos puntos de partida o rutas en el proceso y en la selección del tema y del medio; fotoperiodismo, fotografía documental y fotografía de lo familiar. La manipulación de la memoria tanto en el proceso fotográfico digital, analógico así como en el acto de contemplación; la interpretación de las imágenes y su rol en la recreación de la memoria.   Se espera que estas sesiones enriquezcan el proyecto de cada alumno mediante la participación de todos en el taller.   Al finalizar el taller cada participante presentará una serie de imágenes propias, editadas y articuladas desde la perspectiva de la memoria y la fotografía.   Perfil de participantes Fotógrafos en cualquier etapa de su carrera artística, teóricos, investigadores y/o críticos.   Requisitos Para que haya fluidez en las presentaciones, es indispensable que cada participante envíe: Hasta 20 Fotografías en formato .jpg tamaño 72ppi del proyecto o serie que elija para discutir en grupo. Dicho material debe ser enviado, debidamente etiquetado con el nombre del participante y hasta dos días antes del inicio del taller a: talleres@fundacionpedromeyer.com por correo electrónico.   Duración 12 horas Fechas Del 21 al 23 de mayo, 2010. Viernes 21 de las 17 a las 20 hrs. Sábado 22 de las 11 a las 17 hrs. Domingo 23 de las 11 a las 14 hrs. Costo $2,400.00   Localización: Ortega 20 Col. Villa Coyoacán Contacto: 55·54·39·96   La Fundación Pedro Meyer otorgará un certificado de participación en el taller. Visita: Fundación Pedro Meyer                      
Martes, 11 Mayo 2010
Autor:Joanne Trujillo
  Gerardo Nigenda, fotógrafo, amigo y maestro de muchos, murió el pasado 9 de mayo. Nos quedan sus imágenes, registro visual de una experiencia sensorial más allá de la vista. Para quienes tuvimos la fortuna de conocerlo, también nos deja sus enseñanzas y recuerdos entrañables de su buen humor y particular forma de mirar la vida.   Gerardo Nigenda nació en la ciudad de México, pero vivió casi la mitad de su vida en Oaxaca. Perdió la vista a los 25 años. Su encuentro con la fotografía se dio por casualidad, en 1996, cuando Freddy Aguilar, director de la biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), lo invitó a ser el responsable de la biblioteca para ciegos del instituto, la Biblioteca Jorge Luis Borges, donde también impartió clases de braille. Después de un tiempo, el maestro Francisco Toledo decidió ubicar el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) dentro de las mismas instalaciones del IAGO, por lo que curiosamente convivían ciegos y fotógrafos en el mismo espacio. Los primeros muchas veces fueron retratados por los segundos.   A partir de esta interacción contradictoria Gerardo Nigenda se encontró con la fotografía. Con la intención de fotografiar a quienes tantas veces lo habían fotografiado, a manera de broma, Nigenda se acercó a Cecilia Salcedo, la entonces directora del CFMAB, para preguntarle cómo le enseñaría a un ciego a fotografiar. Ella le dio una cámara Leica de bolsillo y le dijo que empezara a disparar. Así, en 1999, inició su aventura con la fotografía. Tenía 32 años.   A principios del año 2000, la documentalista Mary Ellen Mark le regalaría una cámara Yashika de bolsillo, que usaría hasta el día de su muerte, y de la que muy orgulloso siempre destacaba que tenía óptica Carl Zeiss. No resolvía nada técnicamente, en cuanto a enfoque, diafragma y velocidad de obturación. Lo importante para él no era la forma (la técnica) sino el fondo (el contenido). Si la tecnología facilita esa parte, para qué complicarse tratando de usar una cámara réflex. Lo importante es comunicar algo, y para eso no es necesaria la técnica, aunque reconocía que saberla, ayuda. Sin embargo, dentro de lo que pudiera llamarse técnica fotográfica, imaginaba una línea del centro del objetivo de su cámara al centro del objeto o sujeto a fotografiar. Con ello controlaba de alguna manera el encuadre. Con la experiencia aprendió a ubicar el sol y tratar de que estuviera atrás de él o a un costado. Podría decirse que el tiempo y el mismo proceso de adaptación a la condición de ceguera, definieron su muy personal manera de fotografiar.   En cuanto tuvo la cámara en sus manos, Gerardo empezó a reflexionar sobre lo que tenía que hacer con el aparato, más allá de simplemente disparar. Para él era importante sentir algo, que lo que fotografiara primero le llamara la atención, le provocara algo. Empezó como un juego, fotografiando las cosas que le gustaban: su aparato de música, la cerveza arriba del refrigerador, lo que hubiera en el camino a su casa o las bocinas en una marcha zapatista. Dentro del juego de la experimentación, empezó a tomar en cuenta los sonidos y los olores.   Gerardo intervenía sus fotografías con textos en braille. De ser una descripción literal de la fotografía, que abarcaba toda la hoja —como aquella del Patio del CFMAB— con el tiempo las redujo a una frase que hablara sobre la sensación que lo llevó a fotografiar. Esas palabras son el título de la obra y las acomodaba en un lugar específico dentro de la imagen para que fueran parte gráfica de la misma y de su significado. Las fotografías de Gerardo Nigenda son, a la vez, dispositivos táctiles que mezclan el lenguaje escrito y el visual, conjuntando, la descripción ajena con los recuerdos propios.   Para él, la fotografía no era la descripción literal de la imagen, sino la sensación que tuvo a partir de la experiencia que lo movió a fotografiar: «Las fotos que tomo son vivencias, lo que huelo, toco, escucho. Las memorias de esas vivencias son mis negativos, las tengo en mi mente. Al leerlo [el braille], recuerdo y ubico dónde fue o qué es. No importa si no describo visualmente lo que hay en la foto, pero sí la sensación que tuve del momento en que la tomé». Así seleccionaba el material para imprimir, no importaba si una imagen era mejor que otra técnica o estéticamente, lo que importaba era que transmitiera lo que sintió.   En su forma de fotografiar, la motivación principal nunca fue visual, como sucede en el caso de los fotógrafos que ven. En sus fotografías lo importante era la parte emocional, no tanto el aspecto técnico ni estético; ciertamente, eso es lo que menos le preocupaba. Recuerdo bien una frase que me dijo la primera vez que nos encontramos: «Te tienes que revolcar con la imagen. Tienes que tocar, oler, lamer si se necesita, para que puedas ir construyendo una imagen». Y es que, fotografiar sin ver, las más de las veces, le exigía tener contacto con el otro, crear un vínculo con aquello que iba a fotografiar. No podía mantenerse a distancia o ser pasivo. En su caso, la fotografía era una experiencia completamente sensual, en la que involucraba el resto de sus sentidos.   El “Taller de percepción no visual” que impartió Gerardo por casi diez años, no sólo les recordaba a los participantes que vivir es una experiencia multisensorial sino que fotografiar también puede (o debe) serlo. Este taller, muchas veces, resultaba una experiencia casi espiritual para los participantes, donde eran concientes de su propia ceguera y de las limitaciones sensoriales y creativas que los habían restringido por tanto tiempo.   Gracias Gerardo por enseñarnos a mirar (y sentir) más allá de lo que ve nuestra vista...   Joanne Trujillo Tiresias Fotógrafo Retrospectiva de Gerardo Nigenda    
Lunes, 10 Mayo 2010
Autor:David Brinn
  Cada año, el 17 de junio, Diego Goldberg prepara su cámara Nikon D700 para tomar las fotos familiares anuales —lo ha hecho hasta ahora durante 33 años.   Al estudiar los retratos en blanco y negro, y sus intervalos en el diario fotográfico de Diego Goldberg, llamado Flecha del Tiempo, uno no puede dejar de maravillarse ante los cambios por los que una persona pasa a lo largo de su vida.   Seguramente debió de haber algún mensaje subyacente, filosófico, acerca de la vida, la muerte y el envejecer, que el fotorreportero argentino trataba de difundir al emprender este galardonado proyecto por 33 años, el cual implicaba fotografiarse a sí mismo, a su esposa Susy y, conforme fueron naciendo, a sus tres hijos, en las mismas poses, el 17 de junio de cada año, de 1976 en adelante.   Pero irónicamente, como en muchas otras inspiradas obras de arte, el impulso detrás del proyecto, fue mucho más mundano: la suegra de Goldberg le pidió un bonito retrato de la pareja para colgarlo en la pared de su recámara.   “Resulta que el 17 de junio marcaba nuestro primer aniversario de vivir juntos y tomé una foto muy sencilla de Susy conmigo. El siguiente año, en vísperas de ese aniversario, dije tomemos otra foto para ver cómo hemos cambiado. A partir de ahí arrancamos y nunca nos detuvimos, ” nos comentó el bonaerense de 63 años, durante una charla telefónica la semana pasada.   A pesar de sus modestos inicios, La Flecha del Tiempo igual que las muy conocidas secuencias con intervalo de tiempo, en las cuales se muestra cómo se abre una flor o el proceso de construcción de un edificio— encapsula el efecto del tiempo en una forma muy concentrada, como una prueba irrefutable de que una imagen vale más que muchos volúmenes de descripciones.   Resulta especialmente impactante la yuxtaposición de Diego y Susy — cuando observamos cómo se transforman como Dustin Hoffman en la película Pequeño Gran Hombre — y la de sus hijos Nicolás, Matías y Sebastián, que pasan de tiernos bebés a ser adultos peludos y barbados.     Las fotos son ciertamente flechas, ya que impiden —así sea sólo por la fracción de segundo durante el disparo— que el tiempo siga su curso, y capturan a la familia Goldberg al saludarse unos a otros en esta especie de escalera eléctrica de la vida. Como alguna vez dijeron los Rolling Stones en una canción, “el tiempo no espera a nadie y tampoco me esperará a mí”. Pero incluso después de ese segundo año de fotos, Goldberg no se percató de que se había topado con un proyecto que duraría toda una vida.   “Al pasar de los años, parece haber cobrado vida propia y se ha convertido en algo que no podemos detener. Al principio era nuestro proyecto, ahora nosotros le pertenecemos”, dice Goldberg, al explicar la longevidad y perseverancia que la familia ha mostrado. “A los niños siempre les gustó la idea de hacerlo, y aun cuando eran pequeños, nunca se quejaron cuando llegaba el día, siempre lo esperaban con ansia.”   Goldberg, como cualquier fotógrafo digno de sus lentes, no intenta dar mensajes profundos o descubrimientos que pudieran expresar las fotos, las cuales ganaron la medalla de oro en los premios anuales de la Sociedad de Diseño de Publicaciones y el Premio al Logro Destacado en el concurso anual del Club de Directores de Arte de Nueva York, en 1998.   “Trato de no ponerme demasiado filosófico ni metafísico acerca de su significado. Creo que lo más impactante para mí es la manera en la que cambian los chicos. Claro que Susy y yo cambiamos, pero ver a los chicos nacer y convertirse en jóvenes es lo más interesante para mí en desde el punto de vista familiar”, nos dice.   Tal vez eso sea porque Goldberg pasó mucho tiempo fuera de casa durante la infancia de sus hijos. A lo largo de una muy diversa carrera de 35 años como fotorreportero, con residencias en Buenos Aires, Nueva York y París, ha viajado por todo el mundo y fotografiado muchos momentos históricos, entre los que se cuentan la revolución nicaragüense, la histórica visita del presidente egipcio Anwar Sadat a Israel y la guerra de las Malvinas, así como a personalidades tan diversas como el presidente estadounidense Ronald Reagan, el presidente francés François Mitterrand y el presidente argentino Carlos Ménem.   “¿La visita de Sadat a Israel se sintió histórica? Ya lo creo, fue extraordinaria y para mi también fue histórica. Mi foto estuvo en la portada de la revista Newsweek” dice Goldberg, quien se describe como un judío totalmente laico.   “No he regresado a Israel desde entonces y la verdad no siento ninguna conexión especial con Israel ni con el judaísmo. Creo que nunca he fotografiado algo que tuviera un tema específicamente judío”, dice Goldberg, y agrega que ni él ni su familia han tenido nunca la experiencia de ser discriminados en Buenos Aires y que se consideran a sí mismos como argentinos completamente integrados.   Aparte de su trabajo en Newsweek y otras revistas importantes como Time, L’Express, Stern y muchas otras, Goldberg también ha tomado parte en todos los volúmenes de la famosa serie Un día en la vida y ha hecho fotografías para muchos libros, entre los cuales se cuentan Nicaragua – Una década de revolución y Viaje a Vietnam. No es un mal currículo para un antiguo estudiante de física que estuvo a una clase de convertirse en arquitecto.   “Estudié dos años de física y después arquitectura durante 5 años, pero siempre estuve tomando fotos como pasatiempo”, dice Goldberg. “Al tiempo que me involucraba más en los estudios, un día me di cuenta de que no me veía a mí mismo como un arquitecto y lo que en realidad quería hacer era viajar por el mundo como reportero gráfico. Así que justo antes de graduarme, abandoné la arquitectura por la fotografía periodística. No tenía experiencia alguna, sólo me lancé y lo hice.”   Después de haber viajado durante buena parte de su carrera, Goldberg se asentó en Buenos Aires de 1996 a 2003 como el editor de fotografía del periódico argentino El Clarín, el de mayor circulación en lengua española, y llevó al departamento de fotografía a obtener el prestigioso premio Visa D’Or en el Festival de Fotoperiodismo Perpignan.   En la búsqueda de expandirse más allá del periodismo diario, Goldberg dejó el periódico y se enfrascó en trabajar en uno de sus principales logros fotográficos: una exhibición individual en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2005, llamada Persiguiendo un Sueño, que documentaba las dificultades y esperanzas de ocho jóvenes de Brasil, Camboya, India, Jamaica, Uganda, Marruecos y otros países.   “Cuando dejé El Clarín, me junté con un amigo periodista y empezamos a pensar en proyectos de largo plazo que pudiéramos hacer juntos. Nos enteramos de que la ONU había lanzado una convocatoria para recibir propuestas que ilustraran el desarrollo de sus metas del milenio, con vistas a una reunión de líderes mundiales. Decidimos enviar una propuesta que pensamos que ofrecía un enfoque original y la aceptaron”, nos dice Goldberg.   “Nos quisimos alejar lo más posible del estilo típico de las ONGs de niños pertenecientes a minorías sonriendo y otras generalizaciones, y en lugar de eso enfocarnos en ilustrar cada meta a través de la vida de un chico — ya fuera hambre, cuidados maternos, VIH. Viajamos a ocho países por ocho chicos distintos.”   La Fundación FNPI premió a Goldberg con 25 mil dólares por Persiguiendo un Sueño, que se sumó a los muchos otros premios y honores que ha ganado a lo largo de sus años como fotorreportero.   Aun cuando está fuera del mundo de la fotografía periodística, todavía recuerda el torrente de adrenalina y urgencia al apresurarse a cubrir algún evento cataclísmico —como el terremoto reciente en Haití.   “Cuando algo así sucedía, mi primer instinto solía ser subirme a un avión. Pero la verdad ya no tengo ese apremio. No es que no me interesen las noticias de última hora, la llama aún está ahí, pero ahora prefiero realizar proyectos de más largo plazo”, comenta Goldberg, y agrega que no es como algunos otros fotógrafos que necesitan tomar la cámara todos los días.   “Ni siquiera cuando trabajaba para los periódicos tomaba fotos a diario. Viajé muchísimo cuando era fotógrafo independiente. Tomaba fotos dos jornadas o tres semanas seguidas y después volvía a casa a estar con mi familia y no levantaba la cámara por un buen rato.”   Pero cuando el 17 de junio se aproxima, Goldberg está listo con su cámara Nikon D700 para tomar las fotos familiares anuales. Al principio tomaba las fotos de La Flecha del Tiempo con una vieja cámara Nikon y a lo largo de los años ha utilizado modelos más recientes y mejorados e incluso ha incursionado en el mundo de la fotografía digital.   “Empezamos con película y en algún momento del camino comenzamos a hacerlo digitalmente. Ahora utilizo ambas formas, todavía disparo con película para mantener la tradición y para tener todo en película, por si acaso”, dice; y agrega bromeando que se resiste al impulso de retocar digitalmente las líneas de su cara.   A pesar de ser renuente a entrar en una discusión filosófica acerca del impacto de las fotos, Goldberg relata de buena gana el impacto que La Flecha del Tiempo ha tenido en los espectadores que se han puesto en contacto con él desde que apareció en línea.   “Lo que me sorprende es que es una idea tan sencilla que cualquiera puede hacer, y el hecho de que nadie parece haber pensado en hacerlo, es muy extraño en verdad. Es tan simple y al mismo tiempo tan poderoso”, dice Goldberg.   “Recibo miles de mensajes por correo electrónico de todo el mundo y lo que me escribe la mitad de la gente es ‘¿cómo no se me ocurrió a mi? Ahora es demasiado tarde’. La otra mitad escribe que les resultó tan inspirador que también lo harán cuando se casen o cuando tengan hijos. Es fácil decirlo, pero no sé si tendrán la misma perseverancia.”   No es muy probable que la determinación de Goldberg se desvanezca cuando decida dejar en paz a la cámara.   “Mi hijo mayor, Nicolás, es fotógrafo y estoy seguro de que él continuará el proyecto después”, dice Goldberg. “Él ya tiene una hija, así que estamos empezando a desarrollar un árbol, en lugar de un solo tronco — pues ya empiezan a aparecer algunas ramas.”   by David Brinn        
Jueves, 06 Mayo 2010
Autor:Huarcaya, Roberto
Jueves, 06 Mayo 2010 | Leer más
Autor:Wasif, Munem
Miércoles, 05 Mayo 2010 | Leer más
175. Old Dhaka
Autor:wasif, Munem
Martes, 04 Mayo 2010 | Leer más

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>Pág. 7 de 54

Florida Payday Loans can help you in trying times, but be sure to know the laws necessary for your loan application. All this happens in case of bad medicines and wrong way of medication. Viagra Super Force is a treatment that has unique and surpassing formula combination.
Enviar a
|
Más